Archivo

Archive for 27 julio 2011

Haz tu negocio rentable: mide el costo por kilómetro

27 julio, 2011 Deja un comentario

Muchas personas están conscientes de que cada una de las decisiones que toman en base a su negocio deben estar enfocadas en mejorar la rentabilidad y los retornos de sus inversiones, pero a la hora de tomar decisiones hacen justamente lo contrario. Este hecho se aplica muy fuertemente a las compras de componentes en el sistema de frenos, donde muchas personas se fijan mucho en el precio de los productos pero no en su COSTO POR KILÓMETRO, que realmente es el indicador o variable que deberían buscar optimizar.

Un ejemplo muy claro: supongamos que tenemos 2 marcas diferentes de balatas, una de las cuales cuesta el doble que la otra, pero a la vez dura el doble que la otra. Un análisis superficial podría determinar que ambas tienen el mismo costo por kilómetro. Esta conclusión es incorrecta ya que hay muchos otros factores que afectan el costo. Entre ellos:

– Una balata que dura la mitad significa que el vehículo tendrá que ir el doble de veces al taller para realizar cambio de balatas. Esto tiene mayores costos por:

  • Mano de obra de mecánicos y personal que debe realizar los trabajos
  • Insumos requeridos para realizar los trabajos. En el caso de las balatas serían remaches, herramientas, máquinas y energía
  • Costo de oportunidad al tener el vehículo detenido sin generar ingresos
  • Costos de administración y planificación del trabajo del taller
  • Mayor riesgo de accidentes con todos sus costos asociados

– Las características de la balata también van a tener un impacto en la duración de otros componentes del sistema de frenos:

  • Tambores de freno: una balata más dura generará mayor fricción y desgaste del tambor, lo que implicará que deba ser rectificado con mayor frecuencia y por ende acortando su vida útil. Si consideramos que el valor de un tambor de frenos es considerblemente mayor que el de una balata, es muy importante tomar en cuenta esta característica, ya que en muchos casos puede ser mejor sacrificar un poco de duración de las balatas en beneficio de una mayor duración de los tambores.
  • Gomas, retenes, sellos: diferentes balatas generarán diferentes temperaturas en todo el sistema. Altas temperaturas dañan estos componentes y aunque su costo no suele ser muy alto, también es necesario considerarlo.

– Otra variable importante son los imprevistos que se producen al usar productos de mala calidad.

  • Balatas que se trizan o calcinan, con desprendimientos de material que pueden dañar el tambor obligando a cambiarlo o que bloquean la rueda ocasionando accidentes o incendios. Los costos de esto son enormes y, aunque la ocurrencia es poco común, pero puede pasar al usar productos de mala calidad.

Toda estas variables y factores son parte del costo por kilómetro de una balata o de cualquier componente del sistema de frenos y deben ser tomadas en cuenta para tomar una decisión que maximice la rentabilidad.

En Indubal asesoramos a nuestros clientes a calcular sus costos por kilómetro y los ayudamos  a tomar las mejores decisiones en busca de bajar sus costos y rentabilizar su negocio.

 

Anuncios

¿Qué es la norma R-90 de las pastillas de freno?

25 julio, 2011 Deja un comentario

En septiembre de 1999 entró en vigor una nueva ley europea conocida con el nombre de ECE R90 que estipula que todas las pastillas de freno vendidas para su uso en vehículos fabricados con posterioridad a esa fecha deben ser sometidas a prueba y cumplir con la normativa R90.

Estas pruebas consisten en comparar el comportamiento de los frenos delantero y trasero con las piezas originales con el obtenido con repuestos no originales.

Las pruebas incluyen análisis de fricción en frío y en caliente de los frenos y si un producto se aprueba conforme a la R90 puede afirmarse con seguridad que tal producto es igual o incluso mejor que los productos del equipo original.

Todas las pastillas que han aprobado la norma R90 vienen rotuladas y marcadas como se muestra en la foto

Al comprar pastillas que cumplas con la norma vas a la segura. Si quieres saber qué pastillas en Chile cumplen con la norma R90, pregúntanos.

Por qué no debes usar la 4515XI en lugar de la 4707

8 julio, 2011 2 comentarios

Los sistemas de freno están diseñados para cada tipo de vehículo considerando su tamaño, peso, condiciones de uso y varios otros factores.

Hay empresas y talleres que, por ahorrar en la compra de las balatas, instalan la 4515XI en patines 4707. Aunque pudiese parecer que esto no es ningún problema, porque ambas balatas calzan perfectamente sobre el patín y las perforaciones coinciden, esto no es así y el problema que se origina es muy grave.

Es cierto que ambas balatas tienen el mismo diámetro interior ( y por eso calzan bien en el patín), pero sí difieren en el diámetro exterior. Lo que sucede es que muchas balatas son lo que se denomina “cónicas”, que significa que el espesor en un lado de la balata es diferente al del otro lado, y por eso dos balatas con el mismo diámetro interior puedan tener distinto diámetro exterior. Basta con que los espesores en ambos lados de las balatas sean diferentes. Para ver una tabla con la comparacion entre los espesores haz clic en comparacion 4707 y 4515XI.

Lo que se sucede en el sistema de frenos al montar una balata con el diámetro exterior que no corresponde es que al accionar el pedal de freno, sólo una parte de la superficie de la balata va a entrar en contacto con el tambor. Menor superficie de contacto significa más temperatura y peor frenado, dañando los tambores, las balatas y poniendo en riesgo a los ocupantes del vehículo.

Instalar la balata equivocada hace que no toda la balata entre en contacto con el tambor de frenos

 
Si ves que al desmontar las balatas de tu auto salen parecidas a la imagen, es un claro indicio que no estás usando la balata correcta.
 
Si tienes alguna duda o quieres mandarnos una foto de tus balatas, hazlo a indubal@indubal.cl , déjanos uin comentario o contáctanos a través de nuestra página de Facebook

¿Es peligroso que se mojen los frenos?

4 julio, 2011 Deja un comentario

Ya estamos en medio del invierno y aunque ha llovido poco, es importante estar preparado para manejar en condiciones de lluvia, niebla e incluso hielo.

Los frenos se mojan y afectan sus propiedadesEs prácticamente inevitable que pases por un charco o calle inundada cuando llueva y las pastillas, discos y todo el sistema de frenos se va a mojar. El agua en los frenos puede causar que se debiliten, funcionen de manera irregular, o se atasquen. Esto puede causar que el poder de frenado disminuya, que se bloqueen las ruedas y movimientos bruscos de un lado a otro.

Si pasas por un charco o calle con agua debes intentar:

  • Reducir la velocidad y poner la transmisión a una velocidad más baja.
  • Aplica los frenos con suavidad. Esto aprieta las pastillas contra los tambores o los discos del freno y evita que el barro, la sal, la arena, el polvo y el agua  entren al sistema.
  • Aumentar las rpm del motor y cruzar por el agua aplicando los frenos ligeramente.
  • Cuando salgas del agua, manten apretados los frenos hasta que se logren calentar y secar.

Siguiendo estos siemples pasos evitar tener algun problema con los frenos y un posible accidente.

Categorías:Automoviles, Frenos