Inicio > Automoviles, Frenos, Pastillas de Freno > Sube a la nieve sin chocar: cómo frenar en la bajada para que no fallen tus pastillas

Sube a la nieve sin chocar: cómo frenar en la bajada para que no fallen tus pastillas


Los sistemas de freno son muy sensibles a las temperaturas y el manejo en pendientes pronunciadas y prolongadas es una de las condiciones de mayor exigencia para un sistema de frenos.

Los frenos están diseñados y probados para trabajar a altas temperaturas

Los frenos están diseñados para que las balatas o las pastillas de freno rocen contra el tambor o los discos de freno disminuyendo la velocidad del vehículo. El frenado produce calor, pero los frenos están diseñados para soportar mucho calor. Sin embargo, también están diseñadas para ir perdiendo capacidad de frenado a medida que aumenta su temperatura, por lo que si exceden su temperatura normal de funcionamiento el automovil pierde la capacidad de frenar y puede ocasionar accidentes.

No frenar correctamente en bajada puede causar accidentes

Cuando un automóvil va en subida, la gravedad hace que la velocidad del automovil tienda a disminuir por lo que generalmente no se presentan problemas en esta etapa.  El problema se produce en la bajada, donde el auto tiende a aumentar de velocidad y es común mantener el pedal de freno apretado por un tiempo largo para mantener la velocidad bajo control. 

¿Cuál es la forma correcta de frenar?

Ten siempre en cuenta: El uso de los frenos en una pendiente empinada y prolongada sólo complementa el efecto de frenado del motor, tambien conocido como “enganche”. Siempre se debe descender por una pendiente larga “enganchado”, ya que de esta manera se facilita el trabajo de los frenos y la carga de trabajo es mucho menor. Con el motor enganchado debes lograr que el auto baje de velocidad de manera significativa. Una vez que el vehículo esté en la velocidad baja adecuada, debes frenar de la siguiente manera:

  • Aplica los frenos sólo con la fuerza suficiente para sentir que bajas la velocidad.
  • Cuando se ha reducido la velocidad a aproximadamente 10 km/h por debajo de una velocidad que consideres “segura” suelta los frenos. (Esta aplicación del freno debe durar aproximadamente tres segundos)
  • Cuando la velocidad se ha aumentado nuevamente a la velocidad “segura”, repite los pasos 1 y 2.

El continuo apretar y soltar del pedal de frenos permite que los frenos se ventilen y mantengan una temperatura de funcionamiento adecuada y evita la párdida de la capacidad de fricción.

Si encuentras esta información útil, por favor compártela con tus amigos

 
Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: